19.3.17

el "nunca" que terminó por devorarse al "siempre"

Nunca leíste este blog, porque te dio flojera. 
Nunca viniste cuando lloraba, porque te dio urticaria. 
Nunca sonreíste antes de hacerme un favor. 
Nunca recordaste el nombre de mis amigos. 
Nunca pensaste que me iría, hasta que lograste hacer de la distancia algo infranqueable.
Nunca creíste que te amaba como te amé (porque, en el fondo, no crees que pueda ser verdad).
Una lástima por ambos, era un lindo amor.