5.6.09

sólo por haber

Siempre que enfrento al mar éste me vuelve invisible a los ojos de mi sombra tabulada. Extraña manera de mimetizarse con lo gigante. El ritmo de las olas me recuerda el ritmo de mi respiración, y sus pausas. Entonces me oigo.

¿?

Blogger .:. chirusa .:.

magnífica forma de escucharse
:)

testrañaba hueona

11:42 a. m.  
Blogger GABU

Cuanta belleza puede fundirse en ese instante tan necesitado junto a nuestra humanidad...

P.D.:Y lo màs sublime es ese permiso que nos da la inmensidad para poder escucharnos!! ;)

BIENVOLVIDA MICRITO!!!
BESOTONES =)

12:43 p. m.  
Blogger zorgin

y sus latidos.
está de paso? o a volvido?
sea como sea bienvolvida.

1:07 p. m.  
Blogger DudaDesnuda

Sí. El mar tiene ese don de permitir que nos escuchemos sin justificaciones ni mentiras.

Besos y olas

1:30 p. m.  
Blogger Trenaluna

El mar tiene ese no se qué literal, enigmático; que nos devuelve, inmersos en nuestros misterios, envueltos en esos reencuentros...

12:32 a. m.  
Blogger microcosmos

chirusa: yo también extrañaba.

gabu: :)

zorgin: lentamente... voilviendo, lentamente.

duda: sin justificaciones, lo mejor es eso.

trenaluna: inmersos y envueltos, justo así, justo en ese orden.

10:20 p. m.  
Blogger Principito

Ahhh... el mar nos recuerda quienes somos realmente... nos acerca a lo infinitesimal pero a la vez haciendonos partícipes... Adoro el mar y brindo con agua salada por tu regreso :)

2:33 p. m.  
Blogger Alex

volviste en arena y espuma!!!

te regalo una caracola para que te escuches cuando las olas estén lejos.

7:31 p. m.  
Blogger n.

mimetizarse con lo gigante interno o con lo externo? (el cielo, quizas?)

3:55 a. m.  
Blogger atandocabos

siii yo te vi. y tengo ese momento capturado en una foto :)

lo que no se puede congelar es lo que sentís

qué lindo verte!!!

8:22 p. m.  
Blogger Carpe diem

“Sombra tabulada” :-P

Pucha, cómo se la extrañaba!

9:39 p. m.  
Blogger Diego

Somos la naturaleza misma, querida micro. Adorable momento el tuyo.

"El atractivo femenino evoca al mar: la madre-cuerpo y la madre-cultura son dos vertientes distintas que confluyen haciendo aun más profunda y oscura la inmensidad oceánica, siempre cambiante, siempre idéntica, de la feminidad".

Besos.

5:42 p. m.  
Blogger Y recién ahora te das cuenta

y ya no vas a volver?

9:27 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home